El coronavirus sigue haciendo estragos en la economía. Especialmente las pymes están en una situación complicada. Pero si hay una diferencia entre la actualidad y lo vivido al inicio de la pandemia es que ahora podemos prepararnos mejor para sobrellevar una situación laboral.  A la experiencia vivida en los primeros meses de confinamiento se unen los desarrollos que han realizado algunas empresas para poder realizar el trabajo de una forma más sencilla y adaptada a la realidad.

En este sentido, Syntonize ha recogido las estrategias, soluciones y herramientas que se han vuelto imprescindibles para que una Pyme sobreviva a esta segunda ola de la COVID-19 y que pueda salir airosa e, incluso reforzada.

Consejos para las pymes en la segunda ola

  • Contar con una red VPN optimizada. Esto permitirá mantener un contacto seguro y fiable con el resto de los miembros del equipo. Por supuesto, unido a una conexión de alta calidad a Internet.
  • Aprovecharnos de herramientas sencillas que pueden resolver tediosas rutinas.  En este sentido hay muchas, y en función del sector y tipo de empresa, se deberá escoger para aumentar la productividad, como Notion. O Airtable, con lo mejor de una hoja de cálculo y de una base de datos; Intergromat y Zapier, para automatizar tareas, etc.
  • Incrementar las ventas mediante el uso de técnicas como el Growth Hacking. Así, se pone el foco en la innovación para buscar nuevos clientes, retenerlos y monetizar cualquier actividad.
  • Sacar partido a las tecnologías de desarrollo híbridas, que permiten a las Pymes contar con web y aplicación por un precio muy reducido, ya que se reutiliza el código fuente.
  • Enfocar todos los esfuerzos en los clientes, en el negocio y en la escalabilidad futura aplicando procesos de diseño centrados en el usuario. Dándole ese protagosnismo y sabiendo en qué situación se encuentra nuestra organización respecto a la competencia y al mercado, hacia dónde se dirige la industria y qué necesitan realmente nuestros clientes.

Establecer una estrategia digital adaptada a las necesidades propias de la Pyme debe ser el punto de partida para determinar las acciones, inversiones y escenarios del negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *