Sentir que el tiempo no nos alcanza, que se pasan los días y las semanas sin darnos cuenta y ciertas tareas se nos acumulan, es algo habitual que le pasa a casi todo el mundo. En el siguiente artículo te planteamos una serie de reflexiones y «trucos» que muy probablemente te ayuden a aprovechar mejor tu valioso tiempo.

Ya el famoso arquitecto romano Marco Vitruvio, comentaba en su libro «De architectura» (uno de los tratados de arquitectura más importantes de la historia), que quería ser muy conciso en sus explicaciones porque era consciente que la gente anda ocupada en sus cosas y no tiene mucho tiempo. ¿imaginas? en la antigua Roma… ¿en qué podían estar tan ocupados?

¿No será más bien una percepción subjetiva de nuestra mente?

Quizás sea un cliché, pero es una realidad: Personas como Elon Musk, que dirigen múltiples empresas de alta exigencia, tienen las mismas 24 horas al día que tú. ¿Cómo lo hacen?

Tener una buena organización y planificación del día, la semana, el mes… además de ser disciplinados con lo que planificamos, son sin duda algo fundamental para que el tiempo nos alcance más.

Pero no quiero que este artículo sea uno más de «20 formas de organizar tu día y ser más productivo y disciplinado» porque probablemente ya lo has intentado y no es tan fácil como lo pintan. Aunque luego te daremos algún consejo al respecto.

Primer paso: «Ser consciente del tiempo»

Imagen generada con IA

Se trata de tomar consciencia de lo que hacemos, «despertar» ante la rutina. No hacer las cosas en piloto automático sino adquirir la costumbre de mirarnos a nosotros mismos todas las veces que seamos capaces de hacerlo. A más, mejor.

Un ejemplo que se puede extrapolar a muchas otras actividades:

Si conduces, te habrá pasado de recorrer una buena cantidad de kilómetros sin darte cuenta. Has podido hacer 200 curvas, acelerar, frenar, cambiar de marcha… mientras tu mente estaba en otro lugar, en otro tiempo, pensando mil y una historias menos estar en el presente, como si fueses soñando.

Imagen generada con IA

Si eso nos pasa conduciendo, que es algo que requiere mucha atención para no tener un accidente, ¿cómo crees que haces todo lo demás?

Estar conscientes de lo que hacemos es tener la atención enfocada plenamente en el presente. Siguiendo el ejemplo anterior, sería sentir el volante, la velocidad, el entorno, el sonido de lo que nos rodea, incluso la luz, el olor, el tacto del acelerador con el pie y cualquier otra percepción que puedas estar teniendo mientras conduces.

Lo que normalmente harías en piloto automático pasa a convertirse en una experiencia enriquecida.

¿Se puede ser consciente todo el día?

Si ese nivel de consciencia tratamos de aplicarlo a todo en nuestra vida, obviamente puede resultar muy agotador y requiere mucho entrenamiento ser consciente de «todo» y a todas horas. De hecho, el cerebro nos automatiza tareas para que sea más fácil vivir, sin consumir tanta energía.

Por lo tanto, por mera supervivencia evolutiva, nuestro cuerpo y cerebro trata siempre de consumir la menor energía posible, y en cuanto puede, pone la mente en modo «ahorro de energía» y se sumerge en una especie de sueño, de pensamientos rápidos y muchas veces fugaces, como si de un salvapantallas se tratara.

De niños los días nos parecían más largos

Imagen generada con IA

Siendo niños, como aún teníamos mucho que aprender y no habíamos aún automatizado gran parte de los procesos, descubríamos jugando, estábamos mucho más atentos al presente, con el cerebro mucho más activo, motivo por el cual, los días, los meses y los años, parecían más largos.

Es según pasan los años que vamos automatizando todas nuestras rutinas, cuando el tiempo parece que vuela.

Volviendo al ejemplo anterior: Si bien se puede llegar a conducir en «piloto automático», al aprender todo resulta sumamente complejo. El cerebro aún no tiene automatizados los procesos y trata de prestar atención a todo.

Tenemos que fijarnos en dónde está el acelerador, dónde el freno, cómo se cambia de marcha, girar el volante, no chocarse con nada, y si además, hay que mirar al retrovisor antes de girar o salir lentamente en una rampa mientras soltamos el embrague, todo parece sumamente complicado e incluso estresante.

Durante esa etapa, un examen de conducir que dure 20 minutos nos podrá parecer que dura 20 horas, porque estamos con toda nuestra atención en el presente.

En cuanto vamos automatizando los procesos, el cerebro los realiza de un modo mucho más eficiente y activa nuestro «salvapantallas» mental, nos pone a soñar despiertos, y es ahí, cuando el tiempo pierde el sentido.

  • Si queremos tener un mejor control de nuestro tiempo, va a ser necesario que entrenes la atención y seas más consciente de lo que haces en tu día a día.

¿Cuánto pueden dar de sí 24 horas?

Imagen generada con IA

Teniendo claro que lo primero es ser conscientes de lo que hacemos durante cada hora del día, vamos ahora a reflexionar y desmitificar eso de que 24 horas no alcanzar para nada.

  • Imaginemos una persona que tiene un trabajo promedio, de 8 horas al día, de lunes a viernes.
  • Para ir y venir del trabajo, se tiene que desplazar, 30 minutos para ir, y 30 para volver.
  • Esta persona, tiene que cocinar su comida, además de hacer la compra.
  • Le gusta dormir 7 horas cada día.

Si sumamos las horas «fijas», son 8 horas de trabajo + 1 de desplazamiento + 7 horas de dormir. Eso son 16 horas.

Nos quedan por lo tanto, 8 horas. Lo mismo que la jornada laboral que se hace tan larga. Este tiempo se puede dividir entre:

  1. Asearnos y vestirnos.
  2. Hacer la compra.
  3. Cocinar.
  4. Lavar la ropa, limpiar y ordenar (entre otras tareas que tenga cada uno, es solo un ejemplo).
  5. Desayunar, comer y cenar, quizás merendar.
  6. Relajarse, tiempo para ocio, divertirse, hacer deporte, sociabilizar, aprender, entre otras.

Analicemos esto

¿De todos esos puntos cual te gustaría ampliar más? ¿Cual consideras que te hará tener experiencias más enriquecedoras en donde sientas que los días duran más y te resultan más satisfactorios?

Imagino que coincidimos al decir el punto 6.

Por lo tanto, tenemos que ver el modo de optimizar al máximo los otros puntos, de ser lo más eficientes posibles en liberar tiempo de ahí.

Como decía al inicio, esto no es más que un ejemplo, tendrás que analizar tu día a día para hacer tu propia lista de rutinas fijas y variables, para optimizarlas

Seguramente ya hayas escuchado alguna vez el motivo por el cual importantes empresarios como Mark Zuckerberg o en su día, Steve Jobs, utilizan la misma indumentaria a diario.

El motivo no es otro que vestirse lo más rápido posible y no perder tiempo decidiendo «qué me pongo hoy» o pensando qué ropa comprarse cada cierto tiempo.

Quizás no tan radical como tener una sola indumentaria como si fueses un personaje de los Simpsons, pero sí al menos, decidir qué te pondrás según el día y tener todo eso planificado de antemano para no tener que pensar en ello cada mañana durante los próximos meses.

El tema de asearte y preparar el desayuno en la mañana, seguro que si lo planificas bien, lo podrás hacer más rápido.

Cocinar

Este apartado merece una mención especial, porque si tienes que cocinarte tu comida, es uno de los puntos en donde si te organizas bien, podrás ahorrarte muchísimo tiempo (y dinero) al mes.

Algunas ideas:

  • Planifica lo que comerás de lunes a domingo (desayunos, comidas y cenas). Es decir, saber lo que comerás los lunes, los martes, los miércoles, etc.
  • Busca recetas que sean simples y saludables. No por estar 3 horas en la cocina vas a comer mejor. Hay platos que puedes hacer en poco tiempo y que te pueden hacer la vida más fácil.
  • Si una receta es más elaborada, intenta hacer para varios días, así el tiempo que te toma de más, lo ahorras para el día siguiente.
  • Ten algunos días «comodín» con comidas muy sencillas o directamente con comida preparada que encaje en tu presupuesto.

Además si planificas bien esta parte, luego hacer las compras también será más rápido y eficiente:

Haz la compra de la semana online y ahorrarás mucho tiempo y dinero

Aquí habrá quien me diga que no, que prefiere escoger él o ella sus productos, que sale más barato yendo al supermercado… pero te doy mi punto de vista:

Quizás al comienzo resulte más complicado porque nunca lo has hecho, pero una vez tengas práctica y vayas conociendo qué supermercados tienen mejores marcas, mejores precios, mejores verduras, etc. podrás distribuir la compra de la semana entre varios supermercados.

La mayoría de eCommerce suelen tener una sección de los productos que habitualmente compras. Esto es extremadamente útil, porque en pocos clics haces tu compra habitual.

¿Sabes cuanto tiempo te ahorras comprando así?

En 5 minutos puedes tener la compra de la semana lista, mientras que si no te organizas, puede que vayas varias veces a la semana al supermercado, entre ir, el tiempo recorriendo los pasillos, esperar en caja, pagar, meter en bolsas, regresar a casa…

Además estando por los pasillos es más fácil distraerse, comprar cosas que no debes, ser seducido/a por alguna promoción o delicioso producto que además de no estar en tu presupuesto no le viene bien a tu dieta.

Y es que además, en muchos supermercados online puedes ordenar por precio, incluso en algunos, puedes ordenar por precio/kg o precio/litro, ayudando a entender qué te sale más económico.

Si llegas a un mínimo (que si es la compra de la semana, es fácil llegar), el envío suele ser gratuito.

  • Haz el cálculo de cuanto tiempo podrás ahorrar a la semana si planificas lo que comerás de lunes a domingo y haces tus compras online

A más logres optimizar tus tareas, más tiempo irás liberando para cosas que te gustan.

Los ladrones de tiempo

Imagen generada con IA

Y llegamos a la parte más importante de todas. ¡Los ladrones de tiempo! Pueden ser tanto personas como malos hábitos.

En cuanto a las personas, si aplicamos lo que dijimos antes, de ser conscientes, enfocado en nuestras relaciones del día a día, podremos sorprendernos de la cantidad de tiempo que «regalamos» a otras personas que a lo mejor ni tan siquiera nos importan o incluso nos llenan de negatividad o basura mental.

  • Puede ser tanto en persona, como hablando por teléfono como el peor modo de todos: en chats

Los chats pueden ser uno de los mayores ladrones de tiempo, junto con el otro gran ladrón: Las redes sociales

Las redes sociales (Facebook, Instagram, TikTok, Twitter, YouTube…) se han convertido en nuestros mayores ladrones de tiempo.

Son como una droga, porque nos entretienen, nos estimulan, nos generan adicción con las notificaciones, con las «recompensas».

Lo peor de todo, que para que pasemos más tiempo frente a la pantalla, la tendencia es que cada vez los contenidos sean más simples y más de «usar y tirar», fomentando una mentalidad débil de muy baja capacidad de concentración.

Que alguien vea un vídeo de 2 minutos o lea un artículo como éste, se convierte en un reto. ¿A dónde irán a parar nuestros cerebros si seguimos así?

¿Cómo ser conscientes del tiempo y tener una vida mucho más satisfactoria?

Imagen generada con IA

Hay que diferenciar entre tiempo valioso y tiempo desperdiciado.

El tiempo valioso lo podemos clasificar del siguiente modo:

  1. Tiempo productivo en donde lo que haces, genera o aporta “algo”, ya sea para ti o para otras personas.
  2. Tiempo de disfrutar, en donde haces cosas que te gustan, que te hacen feliz, que te dan alegría.
  3. Tiempo de cuidar tu cuerpo (para vivir más años y tener más tiempo), ya sea durmiendo, haciendo ejercicio o comiendo saludable.
  4. Tiempo para aprender y mejorar. (Y puntualmente informarse )

Hay que detectar ese tiempo que perdemos en tonterías que ni disfrutamos ni es productivo ni de descanso.

  • Todo el tiempo que no usemos en esos 4 puntos, es desperdiciado. Como cuando gastamos dinero en tonterías. Si juntamos todo ese tiempo y lo ahorramos, luego lo podemos usar como tiempo de verdadero disfrute, no un “disfrute” de perezoso como puede ser pasar horas pegado al teléfono viendo las redes sociales o chateando en grupos o personas que no aportan nada.

Hazte preguntas y ponte objetivos

Cuando estés haciendo algo, trata de ser consciente y hazte preguntas:

  • ¿Esto que estoy haciendo me aporta algo?
  • ¿Lo puedo delegar o hacer más rápido?
  • ¿Lo puedo evitar?
  • ¿Realmente lo estoy disfrutando o lo hago por hacer?
  • ¿Lo hago porque quiero o por quedar bien?

Y para motivarte a ello, define objetivos y retos que podrás realizar una vez dispongas de más tiempo:

  • ¿Qué te gustaría hacer si tuvieras más tiempo libre?
  • ¿Qué te gustaría aprender nuevo?
  • ¿Hay algún hobby que quieras practicar?
  • ¿Hay alguna idea o proyecto que quieras emprender?
Tomar el control de nuestro tiempo es la labor más trascendental que podemos hacer en nuestras vidas. No hay nada más importante, ya que tu tiempo, es irrecuperable. ¿No crees que merece la pena tomártelo muy en serio?

Continuar leyendo:

  • Consejos para salir de tu zona de conf… ¡del mamón!
  • Las 9 claves [reales] del éxito. Puede que duela (y que te guste)
  • ¿Te falta motivación y energía? Este artículo recompondrá y recargará tu mente
  • Toma el control de tu vida siendo consciente del placer y del dolor
  • Blog emprendedores: Mentalidad, Inspiración y Motivación

La entrada ¿Sientes que el tiempo no te alcanza? Cambiemos eso aparece primero en Tentulogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.