Abrir un nuevo negocio en muchas ocasiones parece algo arriesgado. Por ello, muchas personas apuestan por buscar un modelo de empresa existente que funcione bien para abrir una franquicia. Esta adquiere el derecho a usar la marca de la organización a cambio de una cantidad económica. Pero, ¿Es recomendable abrir una franquicia?

¿Qué es una franquicia?

Una franquicia es el acuerdo entre una empresa y un emprendedor que quiere abrir un negocio. El empresario concede al franquiciado el derecho de abrir un comercio y usar su marca y modelo de negocio.

La empresa que cede su imagen, ofrece ayudas y apoyo a la franquicia para que esta prospere. En muchos casos se dan formaciones, asesoramiento y campañas de marketing. Esto es beneficioso para ambas partes, la empresa tiene más visibilidad, reconocimiento de marca y oportunidad de crecimiento. Por su parte, la franquicia obtiene un negocio exitoso de una marca reconocida y la facilidad de obtener acceso a recursos y conocimientos de la marca.

Beneficios

Abrir una franquicia puede ser un negocio muy beneficioso para cualquier emprendedor si se elige bien. Cuando se trata de invertir en un nuevo comercio, es importante conocer las ventajas que tiene. Estos son algunos de los beneficios:

  • Marca consolidada. Uno de los beneficios de emprender en este tipo de comercios es que ya son una marca consolidada. Los consumidores ya conocen el negocio, por lo que no habría que captar su atención desde cero.
  • Mayor probabilidad de éxito. Al ser una marca consolidada, se obtienen más probabilidades de éxito. Por lo que se consiguen mayores ingresos y clientes que un nuevo comercio que no tenga ese reconocimiento.
  • Ayuda del empresario. Desde los primeros pasos, el franquiciador ayuda a dirigir el negocio ofreciendo acceso recursos y conocimientos especializados. Estos pueden ser formaciones, asistencia técnica, campañas de marketing, etc.
  • Reducción mínima de riesgo. Las franquicias de forma general tienen más posibilidad de éxito que los negocios tradicionales. Además de superar los riesgos de crear un nuevo comercio, las franquicias se benefician de los conocimientos y el modelo de negocio de la marca. Gracias en parte al asesoramiento del franquiciador.
  • Marketing. Todos los costes que acarrean las campañas de marketing, corren a cuenta del franquiciador. Esto beneficia al emprendedor dado que no necesita crear planes de marketing para hacer crecer su negocio.
  • Exclusividad. Normalmente las empresas no abren más de una franquicia por territorio. Esto da una exclusividad al negocio, al ser el único en una determinada región geográfica.

The post Razones para abrir una franquicia appeared first on Blog Club del Emprendimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.