La tercera ola de la pandemia está impactando muy negativamente a los trabajadores autónomos. Las nuevas restricciones de aforo y horarios les ponen en una situación económica muy complicada. Es por ello que desde la asociación de profesionales autónomos UPTA reclaman un esfuerzo extra a las administraciones competentes con el fin de que se puedan permitir el mayor número de actividades económicas.

Se entiende que hay que poner medidas que frenen la expansión del virus, pero con muchas de ellas la economía se hunde, y los pequeños negocios que cierren suponen más ayudas del sistema. Es decir, si ya hay dificultades para pagar a todos los desempleados, ERTEs, funcionarios, etc., si se suman más parados, el sistema económico se verá más empobrecido.

Propuesta de los autónomos

Por esta razón, y entendiendo la situación sanitaria, desde la organización proponen un modelo justo y lo más equitativo posible. Se parte de un establecimiento de tramos en función de la pérdida de facturación sufrida a lo largo del primer trimestre del año 2021, comparándolo con el mismo periodo de 2019.

El objetivo es establecer unos tramos que se vinculen directamente con una ayuda económica. Ésta será progresiva, e irá aumentando en función de la pérdida de facturación que haya sufrido cada negocio. De esta manera, se propone que el  primer tramo incluya a aquellos autónomos que hayan soportado una caída de sus ganancias de más del 30% en el periodo de referencia.  En un segundo tramo se reservaría para los autónomos cuya disminución haya sido de más del 50%. Y, en tercer lugar, estarían los trabajadores por cuenta propia que registrasen pérdidas de más del 70%. Por último, se incluirían a los autónomos que se hayan visto obligados a cerrar y paralizar del todo su actividad o negocio.

“Las delegaciones territoriales de UPTA ya están presentando esta propuesta a los gobiernos autonómicos correspondientes. Sería una auténtica negligencia dejar tirados en el último momento a estos trabajadores por cuenta propia que son los más vulnerables y más están sufriendo económicamente”, según ha subrayado Eduardo Abad, presidente de UPTA. La idea es que se puedan poner en macha todas las ayudas posibles con el fin de que no se cierre ningún negocio más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *