La inflación se ha disparado en los últimos meses.  El último dato registrado sitúa el IPC en el 10,5%. Esto afecta a todos: personas particulares, negocios, empresas, etc. Pero fijándonos únicamente en el plano empresarial, los autónomos y empresarios al frente de microempresas son los mayores perjudicados. Son los que tienen menor músculo financiero y menos oportunidades de negociar precios. Entonces, ¿Cómo hacen frente a la inflación en los pequeños negocios?

Sobrevivir a la inflación en los pequeños negocios

Carlos Amores, CEO de Juguetutto, asegura que su estrategia básicamente es que son ellos asumen todos los incrementos de los costes: transporte, proveedores, electricidad, etc. Y, en cambio, no suben precios a los cliente y les incluyen el transporte gratuito. Es la única manera de no perder ventas. Eso sí,  ellos ganan menos dinero, obviamente.

Por su parte, en Deutsch Akademie Online han tenido que cerrar su centro físico y centrarse en dar clases online. Es una amera de poder ahorrar costes y seguir ofreciendo precios competitivos. Mónica Comas, coordinadora y profesora, asegura que es duro tener que reducir costes a base de despedir profesores y prescindir de clases presenciales.

Desde Ilitia Solution, Inmaculada Vázquez,  su CEO subraya que es importante tener una reducción de costes. Dentro de sus posibilidades, ahorro energético, además de renegociar con sus proveedores para poder ahorrar costes también por ahí.

En empresas más centradas en servicios online, como Grupo TIC Revolution han asumido la subida de los costes desde la dirección. Miguel Fernández, responsable de la empresa, sostiene que sí han aplicado una “subida del 5% en aquellos servicios que dependen de un consumo muy alto de energía, como el servicio de almacenamiento en la nube”. Pero el resto de servicios se han mantenido igual, a sabiendas de que se reducen sus beneficios.

Sectores en los que se depende de proveedores externos

Pero hay empresas a las que se les hace muy difícil reducir costes o bajar precios a sus clientes. Las empresas turísticas han notado especialmente estos incrementos por parte de sus proveedores. En Todosafaris indican que “no se ha salvado ni uno”. Todos sus proveedores han incrementado precios, por lo que ellos han tenido que hacer lo mismo con el cliente final.

Seguros, entradas a los parques, hoteles, etc. Este tipo de empresas dependen de muchas otras externas, por lo que se hace imposible no subir estos precios a los clientes finales. Marcos Fernández, el responsable de atención al cliente afirma que han procurado que a subida sea la menor posible, pero que al aumentar en todas las partidas externas es inviable hacerlo de otra manera.

 

 

The post La inflación en los pequeños negocios: cómo hacerle frente appeared first on Blog Club del Emprendimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.