Este año en muchos sentidos ha marcado un antes y un después. En lo que respecta al mundo empresarial, los cambios parecen permanentes. Varios sectores económicos han sido golpeados a nivel global, además de que la nueva normalidad conlleva nuevas formas de trabajo y, por sobre todo, nuevas formas de gestionar.
En esta nueva etapa de la vida profesional, se está viviendo una hiper-automatización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *