Al  pensar en intraemprendimiento parece que lo primero que se viene a la mente es innovación. En general, eso suele ocurrir con el emprendimiento en general. Y, en parte, es normal y verdad. Cuando una persona emprende un proyecto, lleva intrínseca una idea innovadora. Es posible que no estemos ante el invento del siglo, pero emprender requiere la creación de algo nuevo, de algo hasta entonces desconocido o poco explotado. Pero el intraemprendimiento a veces se confunde con este tipo de innovación, hasta el punto de que parece que es algo más etéreo.

Apostar por el intraemprendimiento es apostar por la innovación dentro de la propia empresa. Es decir, probablemente, si hay un departamento de intraemprendedores en una empresa lo normal es que lancen un proyecto relacionado con el sector y la actividad de la compañía. El intraemprendimiento sí es innovación, pero entendido dentro del propio núcleo empresarial.

Persistencia y curiosidad

De hecho, se dice que las características más habituales de un intraemprendedor es ese ímpetu por hacer cosas nuevas y esa curiosidad por encontrar solución a problemas. Los intraemprendedores son muy bien reconocidos en la empresa porque al final trabajan en aras de encontrar algo bueno para el mercado, pero sin desligarse de la empresa para la que trabajan. POr ello cada vez hay más departamentos de intraemprendimiento y más esfuerzos porque este perfil tenga su lugar en un negocio.

Los intraemprendedores son personas innovadoras, pero, sobre todo, son personas trabajadoras y persistentes. No suelen darse por vencidos fácilmente y se adaptan muy bien a los cambios. Esto resulta fundamental en un departamento intraemprendedor pero también en un año como el que estamos viviendo. Los cambios suceden de un momento a otro y saber adaptarse a ellos y a las nuevas necesidades y demandas de los consumidores es un valor añadido muy importante. Es por ello que hoy en día esta labor del intraemprendedor puede suponer un antes y un después en una empresa. Además, estar orientados siempre al resultado y la acción les convierte en básicos para una empresa que quiere conseguir sus objetivos.

Contar con innovadores está bien, peor contar con intraemprendedores es mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *