Los profesionales autónomos y empresarios deben emitir una factura cada vez que se preste un servicio o se venda un producto. Sin embargo, es fácil cometer un error cuando se emite una factura. De hecho, es algo relativamente común cuando se contabilizan muchas.  Con el fin de corregir estos errores en una factura, se presentan lo que se conoce como factura de abono.

Las facturas de abono se deben emitir cuando, por ejemplo, un ciente devuelve un producto,o en casos en los que existe un error en un precio. También la factura de abono se realiza si no se ha aplicado correctamente el tipo impositivo de IVA, en el caso de que se incumplan los requisitos legales de la normativa vigente o para recuperar el IVA de una factura no cobrada.
En los supuestos anteriores, si el autónomo tiene constancia de ello, según indica la Agencia Tributaria, se deberá emitir la rectificación.  Desde Hacienda también apuntan que no podrán excederse los cuatro años desde el momento en el que se devengara el impuesto, o bien de la fecha en la que se tuviera constancia de que se debía realizar una factura de abono.

Factura de abono: cómo se emite

En caso de tener que emitir una factura de abono por haberse producido algún error, el profesional autónomo tendrá que especificar en la nueva factura que se trata de una factura de abono. Deberá constar también el motivo del abono, así como los datos de la factura anterior y de la nueva.

Para numerar este tipo de facturas, la Agencia Tributaria señala que deben tener su propia serie numérica, tal y como se indica en el Reglamento de facturación. Por tanto, las facturas de abono no podrán seguir la serie correlativa de la numeración de las facturas ordinarias, sino que deberán contar con su propia numeración.

También hay que considerar que la numeración de las facturas de abono debe ser también correlativa y alfanuméricas evitando letras minúsculas. Sí se pueden incluir caracteres especiales como el guión medio, guión bajo, barra inclinada normal y punto. Además, al ser una rectificación de la factura ordinaria, se suele incluir una ‘R’ o ‘RE’ en la numeración, además del año en el que se produce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *