En el 2017, un joven apasionado por la actividad física y el deporte comenzó a soñar con algún día iniciar su propio gimnasio. Como el dinero no le alcanzaba para hacer realidad su sueño, decidió conseguir dos empleos simultáneos que le permitieran cubrir sus gastos personales y ahorrar poco a poco para ir adquiriendo las máquinas y equipos que necesitaba. Luego de meses de sacrificios y ahorro,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.