Como sabemos, las pequeñas y medianas empresas han sido las más damnificadas durante la pandemia. El impacto de la crisis sanitaria en las pymes españolas ha supuesto que se pierdan 80.000 de ellas y que el 99% de ellas tengan menos de 50 trabajadores. Las restricciones puestas en marcha para frenan la expansión del virus y los contagios han afectado, y mucho, a los pequeños negocios. Las tiendas de proximidad de los barrios,los negocios familiares, etc. han sido los más afectados. Prueba de ello es que casi la mitad de las pymes en España (el 48%) tuvieron que solicitar financiación para poder seguir haciendo frente a los pagos durante la pandemia. Este porcentaje (48%) se sitúa diez puntos porcentuales por encima de la media de la UE. Además, estos niveles de solicitud de financiación solo se superan en la anterior crisis, diez año atrás.

Financiación de las pymes

La línea de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha sido una de las más recurrentes por las pymes. Especialmente se debe a la facilidad de acceso. Hasta el mes de noviembre, se  registraron 910.000 operaciones de financiación, con una movilización de más de 110.000 millones de euros. La mayoría de la solicitudes (más de 700.000) han pedido créditos de menos de 100.000 euros. En concreto, la media estaba en 33.000 euros, lo que pone de manifiesto el tamaño de las emrpesas que han necesitado financiación. Además, los sectores con más solicitudes registradas son el turismo, el ocio, las actividades culturales y la automoción,. Por su parte, Baleares y Canarias han sido las comunidades en las que más créditos se han firmado.

En lo que respecta a préstamos bancarios, han crecido de manera significativa entre las pymes de nuestro país en el segundo y tercer trimestre del año.Mientras que en la UE e sitúan en torno al 38%, en España han alcanzado el 48%. “Este resultado contrasta con lo que declararon las compañías en la ronda anterior, cuando anticipaban mayoritariamente un deterioro del acceso a la financiación entre abril y septiembre“, según se extrae de un documento elaborado y publicado por el Banco de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *