En el mes de agosto, la facturación del pequeño comercio ha caído entre un 40% y un 60%, según datos de la Unión de Profesionales Trabajadores Autónomos (UPTA). Tal y como se recoge en el documento presentado por la organización, más del 50% de los autónomos del comercio ha perdido entre un 40% y un 60% de lo facturado con respecto al mismo periodo de 2019. Pero ya el 75% reconoce que ha bajado (aunque sea en un menor porcentaje) sus ventas comparándolo con el pasado año. De hecho, tan solo negocios de alimentación apuntan a un descenso por debajo del 10%.

Medidas para  cerrar este año

La pandemia del coronavirus ha supuesto una bajada importante del consumo. Los rebrotes también han influido y casi el 25% de los comercios (uno de cada cuatro) asegura que podría cerrar su negocio en este 2020. Es por ello que UPTA plantea poner en marcha una serie de medidas con el fin de evitar el cierre de tantos negocios del comercio.

Entre las propuestas planteadas por la asociación al Gobierno encontramos a las siguientes:

  • Mesas de trabajo interministeriales. Se trata de que estas mesas se solicite que las organizaciones representativas de los autónomos tengan potestad para transmitir la situación en la que se encuentran, así como participar en las decisiones que se tomen al respecto. Se plantea que las organizaciones de trabajadores por cuenta propia tengan más peso a la hora de tomar decisiones que afecten al colectivo.
  • Rebajar el IVA. El propio presidente de UPTA, Eduardo Abad, ha puesto de manifiesto que la crisis de la actividad comercial ya viene de atrás. Que los autónomos del comercio ya estaban atravesando una mala situación, pero se ha agudizado “por el largo confinamiento y las ventas on-line que en las grandes plataformas han crecido un 18%”. A todo esto, hay  que añadir que los hábitos de consumo han cambiado, y no todos los pequeños negocios de comercio pueden adaptarse a estas nuevas demandas. Además, no se puede olvidar el temor al contagio y la incertidumbre económica. En definitiva, la situación del comercio es preocupante. En este sentido se solicita una rebaja del IVA para determinados subsectores, de manera que se creen planes de incentivación al consumo.

También se propone impulsar la digitalización del sector, mejorar la formación y cualificación profesional del comerciante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *