Son muchas las preguntas que autónomos y pymes se hacen estos días debido a la crisis sanitaria provocada por el covid-19. Algunas de las cuestiones que se plantean en estos momentos son si podrán asumir la situación, si necesitarán financiación y durante cuánto tiempo. Por este motivo, Deutsche Bank ha realizado un estudio que aborda todos estos asuntos y ofrece una serie de recomendaciones.

Conocer del tiempo del que se dispone y las circunstancias que puede tolerar la empresa en plena crisis como la que estamos viviendo es importante. Por eso, el primer consejo que se da es hacer test de estrés para obtener estos parámetros. En este análisis se afirma que es fundamental examinar el tiempo que pueden aguantar las fuentes de liquidez de las empresas si la situación se alarga. Es por esto que señalan la importancia de detectar las necesidades habituales de gastos fijos y liquidez y la posibilidad de que la empresa vea mermados sus ingresos. Saber el tiempo que la empresa puede soportar esta situación se convierte en una cuestión prioritaria.

 

Estudiar el perfil de inversión de la compañía

Además, hay que estudiar el perfil de inversión de la empresa y de asignación del capital antes de la crisis del coronavirus. También es conveniente hacer una revisión de los saldos de caja, de la liquidez y el riesgo en la cartera de inversiones, de las compras de suministros, de las debilidades en la organización del capital, de la exposición a la divisas o la gestión del efectivo y recompras (tanto de acciones como de deuda).

 

Hacer un análisis de la inversión y suministros

En el estudio llevado a cabo por Deutsche Bank también se aconseja a la compañía que evalúe la situación financiera. Dada las circunstancias que hay en todo el mundo provocadas por la pandemia, se recomienda a las empresas que evalúen su aptitud para financiar los vencimientos a corto plazo y hacer un análisis de su situación de solvencia para poder hacer frente a requerimientos de liquidez que puedan surgir de forma inesperada.

Por último, en el análisis se señala la importancia de valorar la situación de la cadena de suministro, estudiar el impacto del virus ante la inseguridad y el perfil solvente y comercial de los proveedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *