La optimización de flujos de caja resulta clave a la hora de gestionar financieramente de la manera adecuada un negocio, tanto el cobro a clientes como el pago a proveeedores, son dos puntos determinantes que impactan al «cash in» y «cash out» y la relación entre los mismos, así como la correcta gestión, son claves a la hora de determinar el éxito o fracaso de una empresa.

En ambos aspectos, el cobro a clientes y el pago a proveedores, existen diferentes mecanismos y herramientas financieras que permiten su gestión. Las más populares son el confirming y el factoring, en este artículo te explicamos qué son y en qué se diferencian.

confirming

¿Qué es el confirming?

Es un servicio financiero que da la posibilidad a una empresa de gestionar los pagos con sus proveedores. La entidad financiera que presta dicho servicio, se encarga de adelantar el pago de la factura correspondiente al proveedor, que tendrá la opción de cobrar su factura de manera anticipada financiándola, antes de la fecha de vencimiento de la misma.

Una de las ventajas de algunas de las soluciones de confirming existentes en el mercado es que dan la opción de automatizar la relación de pagos con proveedores, incluso hay soluciones no bancarias sin consumir CIRBE ni para el proveedor ni para el pagador.

Tipos de confirming según la parte que asume el riesgo de impago:

Confirming sin recurso: el proveedor no asume ningún riesgo en caso de impago por parte del cliente.

Confirming con recurso: el proveedor asume el pago, en el caso de un impago por parte del cliente.


¿Qué es el factoring?

En el otro lado de la moneda, en la parte de clientes, encontramos el factoring, que es un instrumento financiero que da la posibilidad a las empresas de ceder sus facturas de clientes a una empresa especializada en el cobro de las mismas, pagando de manera anticipada la cantidad pendiente de cobro.

Si se produce la formalización de la financiación de factoring, la entidad financiera que consigue los derechos del crédito y que recibe el nombre de factor, lleva a cabo el pago a la empresa cedente en el momento de hacerse cargo de la operación de cobro y también llevará a cabo la tarea de cobrarle al cliente a la fecha de vencimiento del crédito comercial.

La empresa de factoring entrega un % de la factura cobrada a la empresa que contrató el servicio siendo la diferencia entre ese % y el 100% del importe de la factura, los intereses en concepto de financiación y servicios prestados por el cobro.

¿En qué se diferencian el confirming y el factoring?

Como veíamos anteriormente, la diferencia principal entre estos instrumentos financieros, radica en el hecho de que el confirming está enfocado a la relación de pagos con proveedores, es decir, de la empresa con las partes con las que tiene una deuda porque le han prestado un servicio (acreedores). Mientras que el factoring, se enfoca en los clientes, es decir aquellos que le deben dinero a la empresa, porque la empresa les ha vendido un bien o servicio (deudores).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.