Según un estudio llevado a cabo por InnMind, entidad internacional de Venture Capital, el 68% de los encuestado invierten en América del Norte. Le sigue Europa Central y Occidental (54%), Oriental y CEI con un 37%, Asia e Israel (24%) y, por último, otras regiones con el 6%.

Uno de los datos que sobresalen en la encuesta, es que solo un 8,8% de las empresas de capital de riesgo han cambiado su forma de proceder. Sin embargo, otras continúan con su actividad con resultados más productivos de los que cabría esperar en medio de una pandemia.

Y es que son muchos los inversores que mantienen una actitud optimista. El mercado sufre graves secuelas debido a las caídas de la bolsa. No obstante, algunos inversores de Capitales de Riesgo han decidido afrontar estos contratiempos como una oportunidad.  Así lo transmite Anton Fedorov, director de inversiones en Flashpoint Venture Capital: “Nos mantenemos positivos dentro de este entorno desafiante. Para nosotros este es un buen momento para comenzar a invertir”.

Por otro lado, casi el 22% de los inversores vieron cómo la crisis provocada por la COVID-19 ha afectado a la hora de cerrar acuerdos.  La mayoría de los participantes en el estudio son fondos de capital de riesgo que tuvieron que solicitar juntas con los fundadores de los negocios antes del cierre de los acuerdos. En estas reuniones, gran parte de los socios afirmaron que los procesos operativos no son todo lo flexibles para amoldarse a un ambiente expuesto a constantes cambios.

Tim Draper, Inversos de Riesgo y fundador de Draper VC & Draper University en Sillicon Valley, cuenta que “Es un buen momento para los negocios de riesgo; Puede ser un buen momento para el capital de riesgo”.

Capital de riesgo por sectores

Desde InMind señalan que los sectores industriales que se enumeran a continuación es donde se prevé que haya una alta demanda:

  • Industrias de productividad, logística y cadenas de suministro.
  • Ciudades inteligentes.
  • Juegos.
  • Telemedicina.
  • Medicina personalizada.
  • Entretenimiento.
  • Nuevas tecnologías: Inteligencia Artificial (IA), Big Data, Blockchain, realidad aumentada, tecnologías de conducción autónoma,  comercio electrónico y aprendizaje automático.

Los inversores, además, quieren poner el foco en la biotecnología, un sector fundamental y más tras esta pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *