Los pronósticos cambian cada semana. Según la última estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI), para fin de año la caída de la economía global será del 3 por ciento. Y en México, los economistas hablan de una contracción superior al 9 por ciento. La única certeza que tenemos es que los meses por venir serán difíciles, pero eso no significa el fin de nuestras empresas.

Por el contrario, hay muchas cosas que podemos hacer para proteger el negocio, e incluso hacerlo más fuerte. Más allá del impacto puntual de la pandemia, las economías tienen ciclos de expansión y caída, y es normal que todas las empresas tengan que atravesar al menos por una recesión. Entre las claves para hacerlo con éxito está entender y ajustarse a las nuevas demandas de los clientes, aplicar un ajuste en los gastos y realizar una planificación financiera sólida. Y de esto vamos a hablarte en este artículo.

#1 Revisa cada semana los gastos

Ante la perspectiva de una baja en los ingresos, el primer paso es hacer un ajuste en el presupuesto. Cuando hagas este ejercicio, te vas a sorprender de esos gastos “hormiga” que pueden estar afectando la rentabilidad de la empresa, y que quizá ni siquiera has detectado. Por ejemplo, suscripciones a revistas impresas o medios digitales que ya nadie lee; renovación automática de aplicaciones y programas de software que quedaron en desuso, o de dominios en Internet; o compras innecesarias de artículos de papelería.

#2 Planifica el flujo de efectivo

Como ya hemos dicho en muchos artículos de Mi Propio Jefe, el dinero en efectivo es el oxígeno que mantiene vivo al negocio. Los contadores aconsejan contar, idealmente, con el equivalente a seis meses de los gastos regulares de la empresa. Pero esto puede complicarse durante los primeros años de operación, y ni hablar en medio de una economía golpeada por la cuarentena. Sin embargo, hay muchas cosas que puedes hacer para mantener el flujo de efectivo bajo control, y la principal es tener un panorama claro de cuáles van a ser los ingresos y los gastos en las próximas 12 semanas.

#3 Solicita financiamiento aunque no vayas a utilizarlo por ahora

Es posible que, al hacer una revisión del flujo de efectivo para las próximos tres meses, aparezca un rojo. Y entonces tengas que considerar la posibilidad de pedir un préstamo bancario o un programa de apoyo gubernamental. Pero aunque eso no suceda, ten en cuenta que el mejor momento para solicitar un crédito es cuando no lo necesitas. Porque eso te da la posibilidad de ordenar toda la documentación que te van a solicitar, investigar qué opciones están disponibles en el mercado, elegir la más conveniente para la empresa y negociar los mejores términos (como plazo de pago y tasa de interés).

#4 Lleva el servicio al cliente al siguiente nivel

En estos momentos, escuchar y atender cada pedido de nuestros clientes con la mayor dedicación y compromiso es el mejor argumento de ventas que podemos ofrecer. Los consumidores están preocupados, sensibles y muy demandantes, y buscan en las marcas la contención y el apoyo que necesitan para seguir avanzando con sus proyectos personales y de negocios. Por eso, ganarse y mantener su confianza es vital para asegurar ingresos y finanzas sanas. Habla de esto con tu equipo, cerciórate de que entienden su importancia y compromételos para dejar a la competencia varios pasos por detrás.

#5 Invierte en las herramientas y las capacitaciones necesarias

Los momentos de crisis son los indicados para fortalecer a la empresa. Si solo te dedicas a recortar gastos, entonces vas a debilitar esos “músculos” que la compañía requiere para salir adelante, como la capacidad tecnológica, la eficiencia de la operación y las habilidades de los empleados y colaboradores externos. Reúnete con los directores de cada área y analiza cuáles son las áreas de oportunidad que llegó el momento de aprovechar. Por ejemplo, si estás pensando en vender en línea a través de un marketplace como Claro Shop, vas a necesitar un sistema de administración empresarial que te permita hacer un control estricto del inventario. O si parte de tu personal sigue trabajando desde casa, seguramente se va a sentir muy motivado si lo apoyas con un taller sobre cómo administrar mejor el tiempo o administrar mejor el tiempo o administrar un proyecto.

 

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

La entrada Cómo blindar las finanzas del negocio ante una economía más débil aparece primero en Mi Propio Jefe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *