Todos conocemos más de una historia que trate de un grupo de socios que empezaron muy bien, pero que terminaron peleados, demandados o, en el mejor de los casos, sin volver nunca más a hablarse.Y esto no únicamente ocurre con aquellos negocios que enfrentan problemas de solvencia, sino también en aquellos negocios que son altamente rentables, así que no se trata de aquella común frase que todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *