.ad-arriba{display:none;}

De los recuerdos más bellos que tengo de mi infancia, es el de ver la sonrisa de mi abuelo. Era una persona muy sabia y siempre se le veía feliz, incluso en los momentos más difíciles de su vida.
Recuerdo que vivía en una modesta casa cerca de un lago a las afueras de la ciudad y que yo disfrutaba mucho cada vez que íbamos a visitarlo.
Me encantaba sentarme a su lado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *