Ya conocemos bien el panorama en el área laboral: las mujeres siguen ganando salarios más bajos que los hombres en su misma posición, son contratadas en base a los resultados alcanzados en sus trabajos anteriores (y no por la expectativa de su desempeño futuro) y siguen luchando contra un montón de prejuicios. En los negocios, la situación no es muy diferente.

Es que todavía son pocas las emprendedoras que logran contar grandes historias de éxito, sobre todo en áreas como la tecnología, la manufactura y las finanzas. Pero sin duda, en los últimos años ha habido avances muy importantes, y si estás recorriendo este camino hoy queremos acercarte algunos consejos sobre un capacidad clave para la expansión de las empresas: la negociación.

¿Las mujeres tienen que negociar de una manera diferente? En principio, no. Pero sí tener en cuenta los prejuicios instalados, y algunos otros retos que deben enfrentar. Y esto es lo que dicen los expertos.

1. Investiga sobre la persona con quien vas a tratar

Ve un poco más allá de la tarea que habitualmente tiene que hacer cualquier negociador, para saber cómo manejarte desde el inicio y descubrir áreas de oportunidad. Por ejemplo, la edad y el sexo de la persona, su estilo de liderazgo, si emplea a muchas mujeres o no, si hay mujeres en su círculo de empleados de mayor confianza, si promueve políticas de equidad de género en su empresa, etcétera.

2. Sé siempre tú misma

La frustración lleva a muchas mujeres a tratar de adoptar otras personalidades, más fuertes o más dóciles según el caso, con la creencia de que eso las ayudará a lograr sus objetivos. Mírate al espejo, reconoce los rasgos de tu personalidad que pueden ayudarte en un proceso de negociación, y sé tú misma. La autenticidad es siempre la mejor estrategia.

3. Deja las emociones en la puerta

Los mejores negociadores no muestran ninguna señal de enojo, aburrimiento, entusiasmo o decepción. Y las mujeres, que por naturaleza son más emocionales, pueden cometer ese error más fácilmente. Es conveniente que leas sobre el tema, y analices tus expresiones faciales y corporales más comunes.

4. Sé justa

Si tu intención es negociar en igualdad de condiciones, entonces no juegues con cartas como “merezco que contraten mis servicios por ser mujer” o “tengo a muchas mujeres en mi equipo”. Durante el proceso, solo haz referencia a datos concretos, como los precios o tarifas, la propuesta de valor de tu empresa o la atención post-venta.

5. Aprende de los mejores y practica

Toma algún curso de capacitación, o contrata a un coach. Habla con empresarios con más experiencia que tú, y pídeles que te compartan sus mejores experiencias y consejos. Practica frente al espejo, o con tus mejores vendedores. La preparación es fundamental para lograr los mejores resultados y, por supuesto, con el tiempo y la experiencia te convertirás en una mejor negociadora.

 

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

  • Por qué el 2021 podría ser el mejor año para emprender
  • Consejos para emprender en tiempos de Covid-19
  • 5 claves para emprender con amigos, prevenir y solucionar conflictos

Contenido recomendado:

  • Conoce las novedades en Redes sociales para este 2021
  • ¿Cómo cambiar nuestro proceso de planeación durante la pandemia?
  • 5 errores comunes al definir tus precios, ¡evítalos!

La entrada 5 consejos de negociación para emprendedoras aparece primero en Mi Propio Jefe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *