Sobrevivir financieramente es uno de los retos a los que las pequeñas y medianas empresas se enfrentan día a día. Y es que la economía es clave a la hora de sacar adelante un negocio. Es por eso por lo que desde Datisa han publicado un manual específico para ayudar a estas empresas en la gestión y control de los costes y de las ventas y en sus relaciones con los bancos.

Entre las recomendaciones que se aportan a las pymes destaca el hecho de que monitoricen su salud financiera. Los expertos aseguran que llegar a cabo un control exhaustivo del estado del negocio es fundamental.  Para ello les recomiendan establecer una serie de indicadores KPI que les sirvan para tener claras unas métricas de control y que puedan garantizar los niveles óptimos de liquidez. De esta manera, añaden, podrían identificar el momento adecuado para solicitar financiación y definir qué fuentes de financiación serían las más adecuadas.

En segundo lugar instan a equilibrar las pérdidas y ganancias. El principal consejo para las pymes es que traten de evitar las pérdidas y maximicen los beneficios. Para ello aseguran que es necesario mantener un férreo control sobre los costes. Según explican, no se deben tomar decisiones impulsadas por el miedo, ya que eso podría condicionar la objetividad de la misma.

Asimismo, es conveniente que las empresas actualicen diariamente su información financiera. Las pymes deben conocer a diario de qué liquidez disponen. Para ello tendrán que tener en cuenta las operaciones de compra y venta y los costes operativos, las inversiones que se realicen y la entrada y salida de deuda o de capital.

Impulso de la planificación

Por último, la planificación es esencial. Desde Datisa advierten de que hay que impulsar la planificación financiera en la empresa. El objetivo de esto es poder disponer de  una hoja de ruta sobre el dinero de la compañía. A la hora de redactarla, lo primero que hay que tener en cuenta es  el estado actual de las cuentas y definir los objetivos que se quieren alcanzar. A continuación habrá que determinar las opciones más adecuadas teniendo en cuenta aspectos como la inflación, las amortizaciones o los beneficios.

En definitiva, la planificación financiera les ayudará a tomar mejores decisiones para la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *