.ad-arriba{display:none;}

Las crisis no son obstáculos, sino retos…
Pasas semanas planeando un proyecto en el que crees fervientemente. Inviertes todos tus recursos y trabajas incansablemente para desarrollarlo. Poco a poco tu esfuerzo comienza a rendir frutos y sonríes porque al fin las madrugadas y trasnochadas cobran sentido. Todo ese sudor, sacrificio y lágrimas que derramaste se

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *