Si bien iniciar un negocio ya es de por sí es un reto enorme, emprender en entornos de escasez lo es aún más. No es lo mismo aventurarte a poner un negocio sabiendo que cuentas con un respaldo financiero en caso de que las cosas no salgan bien, a hacerlo sabiendo que no tienes más opciones y que si fallas perderías lo poco que tienes. Sin embargo, la historia nos ha demostrado en múltiples

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.