Según un informe realizado por BDO, el 48% de las empresas en España consideran que el impacto del coronavirus ha sido “muy grave”. La encuesta realizada por la consultora pone de manifiesto cómo la crisis del covid-19 ha supuesto un impacto muy duro en nuestras empresas y también las del resto de países europeos. Además, en ella se extrae que el poyo y las aydas ofrecidas por los gobiernos o demás instituciones públicas han sido fundamentales para las que se han conseguido mantener a flote.

Tendencia inestable

A pesar de que muchas actividades se van retomando, la tendencia apunta a que las perspectivas económicas de cara a los próximos meses son pesimistas. El 68% de las empresas de nuestro país, según este documento, creen que la economía empeorará de aquí a final de año. En el cómputo global, este porcentaje se sitúa en el 55%. Las previsiones de crecimiento no son muy halagüeñas, y se cifran en el 20% de las compañías.

Alfonso Osorio, presidente de BDO en España, ha destacado cómo las empresas ha tenido que adaptarse a la nueva situación e implementar cambios en sus formas y modelos de trabajo que, además, “se mantendrán a largo plazo, al menos en parte”.

Crisis para todos

Las empresas notan resentimiento en todas las patas de su negocios. Un tercio de las compañías en Europa afirma que ha perdido proveedores a raíz de la pandemia. Por tanto, la crisis se han notado dentro y fuera de la estructura empresarial. Más del 50% de las empresas de hecho, está teniendo problemas para reestablecer relaciones con los proveedores para obtener su suministro. Esto se debe, en gran parte, a que los propio proveedores también tienen dificultades para retomar su actividad, especialmente en determinados servicios.

Según se expone en el análisis de BDO, el 75% empresas consideran que su plan de contingencia no fue suficiente para poder anticipar los retos que aparecieron a raíz de la pandemia. Por esta razón, el 44% de los líderes empresariales europeos se plantean una cambio en su modelo de negocio, buscar nuevas formas de producción o abrir nuevos nichos de mercado. Incluso, el 9% prevé realizar cambios radicales en su estrategia empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *