La brecha digital ha llegado a un punto de inflexión. Según el estudio de RAND Europe encargado por la compañía Salesforce, actualmente, las empresas tienen serias dificultades para cubrir sus puestos de trabajo tecnológicos. De este modo, se abre una enorme brecha de competencias digitales en sus plantillas. Lo que supone una ralentización en la modernización y desarrollo de la economía.

El informe señala que hasta un 64% de las grandes empresas y un 56% de las pymes no consiguen encontrar suficientes personas con habilidades digitales propicias para impulsar  su digitalización.  Es evidente que el mundo empresarial se encuentra ante un enorme reto: la mejora de la calidad laboral en lo relacionado con las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Esta escasez de talento digital se debe en gran parte a la desbordante demanda en lo relacionado con esta materia. Esta brecha de competencias supone una piedra en el camino de la eliminación de desigualdades sociales y económicas. El cómo afrontarán este reto las empresas, marcará el futuro del mercado laboral y de las nuevas generaciones.

Brecha de competencias generales

Las empresas han evolucionado en poco tiempo en el mundo digital, abriendo una enorme brecha digital entre la forma de trabajar de hace 15 años y la forma de trabajar actual. La modernización tecnológica empresarial requiere:

  • Aumentar el uso de dispositivos digitales.
  • Crear aplicaciones online de comunicación.
  • Abrirse perfiles en las redes sociales para dar visibilidad y conectividad a la empresa.
  • Programación y desarrollo de software.

La brecha de competencias digitales significa que las empresas no han sido capaces de alcanzar todos estos objetivos tecnológicos porque no han encontrado suficientes trabajadores para ello. Esto retrasa la modernización de las compañías, abriendo aún más distancia con las grandes corporaciones que sí pueden permitirse este desarrollo digital.

Para la disminución de estas carencias digitales se necesita de una inversión sostenida que apoye el cambio de oportunidades profesionales que impulsen la digitalización y la recuperación económica mundial. Esto supondría un desarrollo sostenible a largo plazo.

Causas de la brecha digital

RAND Europe profundiza en el origen de esta brecha tecnológica y enumera diversas causas:

  • Elevados costes de la digitalización.
  • Enfoque obsoleto de la educación tradicional  sobre digitalización. Esto aumenta la barrera del aprendizaje tecnológico.
  • Las tecnologías emergentes necesitan más competencias digitales.
  • La situación económica limita enormemente el acceso a la infraestructura y a las competencias digitales.

La todavía lejana democratización de las competencias digitales no llegaría a todos los países por igual. Esa supuesta democratización abriría una mayor brecha con zonas desatendidas con infraestructuras obsoletas, que no podrían afrontar en igualdad de condiciones el aprendizaje digital.

Supone un objetivo a conseguir el hecho de reducir las diferencias y alcanzar una prosperidad e igualdad en un nuevo mundo digital. Mundo digitalizado en el que exista un mercado laboral que tenga las habilidades requeridas para poder participar en él.

Pasos a seguir para reducir la brecha digital

Existen una serie de procesos de mejoras que las empresas deben llevar a cabo con el objetivo de reducir la brecha de competencias digitales:

  • Promoción de las carreras tecnológicas como plataforma de progresión justa y permanente, con un aprendizaje significativo
  • Destrucción de las barreras institucionales, como por ejemplo: desigualdad de género y racial o dificultades en el acceso a la formación.
  • Contratación más enfocada en las habilidades y menos en la educación tradicional.
  • Creación de vías de acceso a la industria tecnológica alternativas.

 

 

The post La brecha de competencias digitales se acentúa en las empresas appeared first on Blog Club del Emprendimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *