Si un autónomo no está dado de alta como emprendedor de responsabilidad limitada, tiene comprometido su patrimonio personal. Lógicamente tampoco si es un autónomos societario (al frente de una SL, donde la responsabilidad también es limitada). Pero, de lo contrario, el autónomo debe responder con su patrimonio ante las posibles deudas que haya contraído a causa de su actividad profesional. Es decir, a pesar de ser por causas profesionales, se responde con las personales. Sin embargo, hay algunas excepciones y/o límites.

Límites de la responsabilidad ilimitada de los autónomos

A pesar de la responsabilidad  es ilimitada, la Ley recoge una serie de límites para asegurar un mínimo de supervivencia para el trabajador autónomo que se encuentre acosado por las deudas. Para empezar, no se le podrá embargar un ingreso económico siempre que este se encuentre por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Tomando como base esta cantidad,  si las retribuciones duplican el Salario Mínimo Interprofesional, al profesional autónomo le pueden embargar el 30% de lo que percibe. En caso de triplicar la cifra, el embargo podría ser de la mitad de las percepciones. Y si se cuadruplica el salario mínimo, el embargo sería del 60%; y del 75% en el caso de ser cinco veces superior al SMI. Si el autónomo supera los ingresos más de cinco veces el SMI, el embargo podría llegar hasta el 90% de lo que gane.

Además, si el trabajador por cuenta propia recibiese varias rentas, como puede ser una pensión y retribuciones por trabajar como autónomo, se sumarían todas las cuantías que perciba para saber qué proporción recibiría.  Además, si el autónomo contase con alguna carga familiar, se le podría aplicar una rebaja de entre un 10% y un 15% del importe a pagar.

Límites en el cónyuge

La situación del embargo podría afectar también al cónyuge, en caso de haberse casado bajo el régimen de gananciales. Pero únicamente se podrían embargar bienes de ambos si los dos diesen su expreso consentimiento. De hecho, los bienes que sean únicamente de la pareja no se verán afectados en esta situación. Sin embargo, el cónyuge puede revocar su consentimiento si así lo considera necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *