La conciliación laboral es un procedimiento por el que una empresa y su trabajador lleguen a un acuerdo antes de iniciar un proceso judicial, frente a un despido. Según expone Yannick Charton, socio fundador de Valio Consulting es “un procedimiento que si bien es bastante habitual, ya que prácticamente todos los empresarios se han enfrentado alguna vez a esta situación, en la crisis provocada por el coronavirus la cantidad ha aumentado”. Sin embargo, no parece ser algo tan sencillo como se pinta y muchas empresas y empleados están en una situación complicada por este motivo.

A pesar de la prórroga de los ERTEs y ayudas a autónomos, se espera que continúe habiendo despidos en los próximos meses. Y esto, de cumplirse las previsiones de los expertos, el mundo empresarial español estará  ante una situación sumamente complicada tanto para las empresas como para los trabajadores. Todo ello puede desembocar en una serie de movimientos judiciales que, según informan en Valio Consulting, el 50% de los despidos puede terminar en una conciliación laboral casi obligatoria.

Conciliación laboral: proceso

La finalidad del proceso es que una empresa y su trabajador lleguen a un acuerdo antes de iniciar un proceso judicial, frente a un despido. Esto se da en el momento en que un trabajador no está conforme con las condiciones de su despido o la empresa ha errado con sus condiciones o desacuerdo por el finiquito.

Por tanto, se pone en marcha un proceso de conciliación. Esto o es más que un documento aprobado judicialmente, para que el trabajador pueda reclamar legalmente su cumplimiento si no se llevan a cabo cualquiera de esas nuevas condiciones pactadas. estas causas pueden ser de diversa índole. Lo habitual es que se reconozcan derechos de condiciones laborales, reclamo de dinero adeudada o acordar plazos de pago, entre otras.

Actualmente, con la pandemia, hay casos en los que trabajadores han pedido la adaptación de una jornada laboral o una reducción para hacerse cargo de familiares. Esto ha traído consigo confusión en de las empresas, y los trabajadores han  recurrido a la conciliación obligatoria – por vía virtual- para conseguir ponerse de acuerdo frente a las nuevas medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *