Uno de los factores determinantes del éxito online de un negocio, empresa o proyecto es el buen desarrollo de un blog. No basta simplemente con tener presencia online, ofrecer servicios o productos, un buen diseño web con funciones llamativas o una sección decorada de la historia y los valores de la marca.

Un blog empresarial es una de las mejores formas de promoción de un producto o servicio y además no es tan costosa como opciones de publicidad en Google Ads o en Facebook Ads y sus demás redes.

Tráfico web, aumento de ventas, reconocimiento de marca, conexión con el público objetivo, establecerse como un referente en tu industria, ganar confianza de los motores de búsqueda como Google o Bing, encontrar nuevas oportunidades de negocio, así como nuevos mercados, son solo algunas de las ventajas que desarrollar un blog en un sitio web tiene.

El costo-beneficio de tener un contenido informativo, de valor y natural es muy bueno teniendo en cuenta las ventajas ya mencionadas. Sin embargo, es una técnica que requiere dedicación, tiempo y esfuerzo ya que el contenido tarda en posicionarse, significando resultados a mediano-largo plazo.

Claramente para tener un blog, primero debes tener un sitio web donde desarrollarlo. Para crear página web hay varias opciones. Una de las más populares son las plataformas de creación como Zyro, las cuales permiten crear una página desde cero, ofreciendo plantillas customizables sin tener que conocerse sobre diseño o desarrollo web.

La ventaja de estas plataformas es que simplifican todo el proceso ya que generalmente incluyen el nombre de dominio y el alojamiento web y los precios no son tan altos. Sin embargo, esta opción requiere tiempo y dedicación.

Otra opción es contratar una agencia o acudir a una comunidad de expertos que te ayuden con todo el proceso de creación, desarrollo, puesta en línea y funcionamiento. Esta alternativa es ideal para personas con poco tiempo y una buena capacidad de inversión.

Por ejemplo, en Club del Emprendimiento se puede llenar un formulario explicando los detalles del proyecto o la visión a futuro del sitio y una propuesta será realizada basada en las necesidades de cada cliente.

Sea que vayas a crear tu sitio o que ya lo tengas establecido, hay ciertos aspectos que debes seguir o incluir en tu blog con el objetivo de explotar todo su potencial. A continuación veremos algunas de las claves para tener un buen blog empresarial.

Crear un plan de contenidos

Debes ser consciente que no puedes publicar sobre cualquier temática, así esté relacionada a tu marca. Cada artículo debe cumplir con una función, así como el engranaje de un motor. Una pieza (artículo) por sí sola no va a funcionar pero en conjunto puede hacer que el motor eche a andar.

Así que lo mejor que puedes hacer es tener o crear un plan de contenidos (sino lo tienes así) en el cual detalles cada tema a explorar. Lo ideal es hacerlo en un rango de tiempo definido: un trimestre, un semestre o anualmente.

No tienes que ser rígido. En el proceso de creación y desarrollo de este plan de contenidos te darás cuenta que habrán ideas o temáticas que deben ser tocadas antes que otras o en momentos adecuados. Así que tu plan debe ser flexible por si ocurre alguna anomalía.

Publicar constantemente

De nada sirve que tengas disciplina por un tiempo y descuides el blog, así no se consiguen buenos resultados.

Debes fijar un rango de tiempo de publicación que te permita ser constante para poder cumplir con tu plan de contenidos. Lo ideal sería postear un artículo semanalmente pero todo depende de ti y de tu tiempo. ¿Crees que necesitas publicar cada dos semanas? Perfecto.

Eso sí, si lo que quieres ver es crecimiento, tráfico e interacción de tus visitantes con el contenido y el sitio web en general, no establezcas tiempos largos entre cada publicación. Por ejemplo, un post por mes o más, a largo plazo puede ser una buena idea si tienes todo el tiempo del mundo para esperar por resultados.

Incluye siempre tus productos o servicios

Cuando un visitante llega a tu blog es porque necesita resolver una duda o situación, es por esto que el principal objetivo de cada post es dar esa respuesta.

Sin embargo, puedes utilizar eso a tu favor y promocionar tus productos o servicios de varias maneras. Relacionando tus servicios a las necesidades del visitante, colocando enlaces hacía los productos, escribiendo reseñas o artículos incluyendo el contenido de otras webs que puedan complementar tu información.

Aunque puedes mencionar lo que ofreces, lo más recomendable es hacerlo de una manera natural, sin forzar la situación. No olvides que la información de un post no es la misma del producto, para eso se dividen en secciones.

Mezcla formatos

¿Te imaginas lo aburrido que puede ser tener un blog lleno de texto, con el mismo porcentaje de palabras, párrafos y oraciones?

Lo mejor que puedes hacer es tener un variedad de formatos que te permitan mostrar la información de diferentes maneras. Puedes apoyarte en tu plan de contenidos para esto. En cada temática debes pensar cuál formato será mejor para desarrollar determinado tópico.

¿Quizás un video?, ¿qué tal una infografía?, ¿tal vez un mapa mental?, ¿contenido sonoro? Puedes aportar en muchos formatos. Es más, en un mismo post puedes utilizar lo mejor de dos formatos y así atraer la atención de los lectores.

Si deseas saber sobre tipos de post, lee este artículo.

Desarrolla un estilo propio

Por más profesionalidad que le quieras dar a tu sitio web, el blog es un elemento que puede tener un poco más flexibilidad con respecto al estilo de escritura que vas a desarrollar.

Un blog debe ser informal, es decir, debes darle una personalidad propia mostrando una cara diferente a tu marca, más humana y cercana a los lectores, dejándoles saber que te preocupas por ellos.

Utiliza historias, anécdotas, frases, refranes…crea una conexión con los visitantes.

Interactúa con los lectores

Generalmente los blogs permiten a los lectores comentar y calificar el contenido, así como compartirlo en redes sociales mediante botones.

La interacción puede ser una herramienta muy útil no solo para recibir feedback con el propósito de mejorar y actualizar el contenido con diferentes puntos de vista, sino que haces al lector un actor activo de tu blog. Puedes incentivar a tu comunidad a participar con pequeños trucos como realizar preguntas al final de cada post, tipo:

¿Y tú qué piensas acerca de esto? – ¿Te ha parecido útil este contenido?

También puedes ser directo y preguntarles sobre qué tema les gustaría profundizar más o nuevas temáticas para próximos posts.

Tus clientes son la prioridad del blog

El blog de tu sitio web debe tener como premisa que cada artículo y elemento incluido en él va a ayudar a tus lectores de alguna forma y vas a solucionar algún problema o necesidad.

Ponte en sus zapatos, y pregúntate qué respuestas vas a dar para resolver un problema.

Debes encontrar la perfecta armonía entre los objetivos de tu empresa o negocio y las necesidades de tus lectores.

Confiamos en que estos consejos te serán de mucha utilidad. Te recomendamos leer el siguiente post sobre la importancia de las web para las empresas.

The post Claves para tener un buen blog empresarial appeared first on Blog Club del Emprendimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *